Restaurante EutimioMiembro de EntrefogonesMiembro de las Asociaciones: Mesas de Asturias y Club de GuisanderasPremio Urogallo de BroncePremio Principado de Asturias al TrabajadorMiembro de Eurotoques
Está en Inicio > Restaurante > Bienvenidos

Bienvenidos

Familia Eutimio

Cuando alguien recuerda su visita a la hermosa villa de Lastres, vienen a su memoria las edificaciones sobre el acantilado, la espléndida bahía, el recogido puerto pesquero, el coqueto puerto deportivo......y aquel suculento Besugo a la espalda que degustó en el Restaurante Eutimio.

Decir Lastres es decir Eutimio y viceversa. No existe placer comparable a la contemplación del majestuoso paisaje que ofrece el pueblo de Lastres desparramándose sobre la mar, al tiempo que se disfruta de la buena mesa de un Restaurante confortable, limpio, con una atención esmerada y personalizada, como es el caso del Restaurante Eutimio.

Hoy en día es cita obligada de muchas personas que visitan el Oriente de Asturias y de aquellos asturianos que saben del amor a la cocina y el buen hacer de esta empresa hostelera, de carácter familiar, por lo que no es raro encontrar en su comedor a personalidades de todos los ámbitos. No existe mejor publicidad que la de boca en boca. Eutimio sabe, por experiencia, que un cliente satisfecho equivale a dos nuevos clientes, de ahí su esmero en la atención y su devoción por la cocina que hunde sus raíces en la tradición.

Ministros, Presidentes de Estados, Premios Príncipe de Asturias, personalidades científicas como Grande Covián, Severo Ochoa, Presidentes y Consejeros del Principado de Asturias, artistas como Pedro la Virgen, Craus, Úrculo. Deportistas, cantantes como Víctor Manuel, Ana Belén, Paloma San Basilio y muchos más, son fieles testigos de la calidad y la fama de este establecimiento hostelero.

Pero todas las cosas en la vida tienen un porqué, y el secreto del Restaurante Eutimio reside en que toda la familia va en bloque hacia un objetivo común marcado por la calidad, buen hacer y amor por la cocina, que le han dado un gran prestigio, reconocido por su fiel clientela.

Historia

El Restaurante Eutimio tiene sus orígenes en un pequeño local situado en frente de su actual ubicación. Entonces su nombre era Restaurante "Miramar". Corría el año 1.964 cuando un joven emprendedor, natural de un pequeño pueblo, próximo a Lastres, llamado Luces, cuya actividad única se centraba en la agricultura y ganadería, decide, junto a su esposa, ganarse la vida con un pequeño Restaurante. Este joven no era otro que Rafael Eutimio Busta Otero, y su esposa es Aida Rosales Cambiella que es natural de un pequeño pueblo de Villaviciosa llamado Breceña.

Ambos abren las puertas del Restaurante Miramar en Abril de 1.964, ayudados en la atención por algunos familiares. Carentes de todo tipo de formación hostelera, pero con un gran amor a la profesión por parte de ambos y los conocimientos de la cocina tradicional de la abuela, a los que Aida supo sacar su jugo, nunca mejor dicho, tomando ya entonces una fama que traspasaba las fronteras de Asturias.

Restaurante Eutimio

Fueron tiempos muy duros; a la dura tarea de la cocina había que añadir la crianza de los hijos, que al igual que todo en la vida, tanto Eutimio como Aida, lo hicieron a conciencia, con nada más y menos que siete hijos: un varón y seis mujeres.

Día tras día al pie de los fogones, Aida cocinaba de día y de noche para poder sacar el negocio adelante al tiempo que Eutimio salía por las noches a la mar a pescar, o iba a la angula para poder ofrecer el género mas fresco. Durante el día él atendía el Restaurante.

Tanto esfuerzo tuvo como resultado que la clientela aumentase, con lo que el Miramar iba quedándose pequeño, por lo que deciden comprar una casona que estaba situada frente al Miramar y rehabilitarla como Restaurante. Corría el año 1.974.

Durante varios meses, Aida y Eutimio contemplaron como se iba construyendo el nuevo Restaurante, con la ansiedad de aquellos buenos profesionales que quieren progresar en su buen oficio.

La inversión y la restauración ascendieron a 11 millones de pesetas de las de entonces. Ahí se quedaron todos los ahorros y se adquirieron muchos compromisos en forma de prestamos para poder salir adelante, sin contar con ningún tipo de ayuda de la administración.

Fueron años difíciles, pero el amor por la profesión y la esperanza de un futuro mejor para sus hijos, les hizo trabajar sin desmayo

En 1.976 inauguran el nuevo Restaurante, que es el actual, y lo inscriben ya con el nombre de Restaurante Eutimio. Han pasado ya 43 años desde que se pusieron al frente del Restaurante Miramar, y 31 años llevando el timón del Restaurante Eutimio, pero el ánimo sigue en pie, y el amor por la profesión hostelera les ha llevado a acondicionar la parte superior del edificio y construir un pequeño hotel.

Toda esta labor y dedicación les ha supuesto varios Premios y reconocimientos Públicos.

En la actualidad la empresa ha crecido y al Hotel y al Restaurante se han sumado los Apartamentos Turísticos y la Fábrica de Conservas Artesanales Eutimio.

Durante todos estos años, tanto Aída como Eutimio se han ido formando en la hostelería a través de Cursos y Jornadas, lo que les ha hecho, no solo grandes empresarios de la Hostelería, sino también grandes cocineros e, incluso, innovadores en cuanto a nuevos platos y especialidades como el Besugo "a la Espalda", la Merluza "al Eutimio" o postres propios.

Para Eutimio la formación es fundamental, y lo sabe por experiencia propia, de ahí que continuamente esté organizando cursos de cocina o demandando de la Administración que los imparta en la zona.

Toda la formación recibida ha hecho de Aida y Eutimio unos grandes profesionales, que anteponen criterios de calidad y servicio a la propia filosofía mercantilista, ya que poseen una amplísima carta, algo "poco recomendable" para un beneficio inmediato, pero que hace que su clientela se lo agradezca y crezca de día en día.

Desde sus inicios, Eutimio y Aida han antepuesto su trabajo y dedicación a la Hostelería a una vida mas cómoda basada en vivir de las rentas, ya que para ellos era primordial sacar adelante a sus hijos y al personal que tenían a su cargo, y que en todos estos años han superado el número de 100 personas.

En la actualidad, además de Aida y Eutimio, cuentan con cuatro empleados/as a los que se unen los hijos/as, en vacaciones y fines de semana.

Trabajador en activo, Eutimio, a pesar de haber cumplido ya los 70 años, desea pasar el relevo a su hija pequeña María, gran cocinera y guisandera como su abuela y su madre, a pesar de su juventud, y a su hijo Rafael, persona afable como su padre y muy formada en el campo de la hostelería y turismo, con numerosos cursos de formación y Diplomado en Gestión de Empresas Hosteleras por la Universidad de Santiago de Compostela y Diplomado Superior en Gestión de Empresas Hosteleras por el Centro Superior de Hostelería de Galicia en 1.998.

Si hubiese que definir la trayectoria del Restaurante Eutimio o, mejor dicho, de Aida Rosales Cambiella y Rafael Eutimio Busta Otero, se definiría como trabajo, dedicación, sacrificio, amor a la profesión, calidad, servicio y honradez, una mezcla perfecta para ser merecedora a tantas distinciones como han tenido y, fundamentalmente, al Premio a la Excelencia y Calidad Turística 2.003 a la mejor empresa de Hostelería. Tan sólo les faltaría la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo para colofón a una vida dedicada a su profesión en cuerpo y alma.

Terraza Eutimio

Datos de Interés

Gerente: Rafa Busta Rosales
Jefa de cocina: María Busta Rosales
Aparcamiento: En la calle
Bodas: A consultar
Capacidad: 50 personas
Día de descanso semanal: Lunes (en puentes y festivos puede variar el día)
Periodo vacacional: Durante este año 2012 no habrá cierre
Precio medio: 35 €
Servicio de Hotel: Sí. Casona Asturiana
Se puede fumar: No
Localización: Ver plano

 
Tweets por @casaeutimio